Son las reflexiones colectivas uno de los medios para entender que no nos encontramos solos en el mundo, para entender que no somos bichos raros y fundamentalmente para desvelar las dificultades del artista como una constante humana que se repite desde el principio de los tiempos.

Durante 4 días hemos mantenido un espacio abierto de reflexión con los alumnos del segundo y tercer año de la escuela Flic de Torino, mientras que con los del primer curso hemos propuesto un taller de investigación y composición utilizando los portés acrobaticos como medio físico.

Después de este ciclón de información, inspiración y actividad física nos vamos de Torino felices de haber conocido una nueva generación de artistas que nos han demostrado, con sus inquietudes físicas e intelectuales, que continuaran removiendo los cimientos de aquello que conocemos como Circo.
Cuando uno se puede considerar un artista? Es algo con lo que se nace o es algo que se adquiere con la experiencia. Siempre nos salvaremos diciendo que es una mezcla de las dos cosas, pero lo fundamental es, tal vez, cuando es el momento en el que sucede el cambio?

Nosotros, los artistas, tenemos la mala costumbre de considerar a los demás como “personas normales”. Pero cuando he dejado yo de ser una persona normal y he pasado a ser artista? Desde el primer día en que he estado en escena actuando o en algún momento de mi formación artistica?
Lo que está claro es que no ha sucedido de un día para otro, que no es un título que se consigue, que no ha sido el día que acabé mis estudios en la universidad de circo.

Es por ello que creo que hemos disfrutado tanto de las horas de reflexión con los alumnos del segundo y tercer año de la Escuela Flic, porque estabamos rodeados de un grupo de artístas, que antes de llegar a una etapa profesional se encuentran ante incognitas que creen solo parte de un período formativo, pero que desde nuestro punto de vista son las preguntas sobre el arte y en este caso sobre las artes escénicas, que nos acompañan a todos durante toda nuestra vida artística y que por lo tanto puede que sean ellas mismas las que hacen que dejemos de ser gente “normal” y nos convirtamos en “artistas”.
Gracias a vosotros, estudiantes, y escuela, por habernos ayudado a reflexionar sobre todo esto, por hacernos ver que la humildad y la necesidad de poner en cuestión lo que nos rodea y a uno mismo, puesto que son parte fundamental de aquello a lo que ponemos toda nuestra dedicación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies